Agua y Asfalto

La mar junta las tierras
que ella misma ha separado
Pope

Su inspiración, su tema plástico, ha sido siempre la ciudad. El paisaje urbano ha dominado el corpus de la pintura a lo largo de su trayectoria. Pero en esta exposición, Javier Torices ha dado una vuelta de tuerca a su trabajo y ha querido recrearse en el agua, en el mar que se adentra en la ciudad y moja sus límites y orillas. Agua y Asfalto. Asfalto y Agua

Se trata de un diálogo fresco y renovado, en unos cuadros en los que aparecen ciudades hermosas y húmedas como Venecia, Sevilla, Santander,  Ibiza o París. Ciudades que se prestan a las vedutte, porque el agua del río o del mar las baña cada día para renovar su belleza a luz del sol y ante los pinceles que la atrapan sus pliegues.

El autor madrileño ha sentido la llamada húmeda y telúrica del agua junto al asfalto de las ciudades. Con su figuración precisa y rica de color, va recreando los monumentos, casas, calles, rincones o roquedales costeros de esas ciudades elegidas por su pálpito de artista. La mirada del pintor nunca es inocua, se posa allí donde su sensibilidad y sus retinas le demandan, donde su intuición le reclama.

Torices es un artífice riguroso en su técnica. Aplica con rigor y exigencia el pigmento sobre tabla, su forma habitual de pintar. Sabe que el preparar el soporte y aplicar la pintura con maestría son importantes para lograr la calidad definitiva de un cuadro. Él vive la tensión creativa desde la primera a la última pincelada, cuando la obra requiere el punto final.

Agua y Asfalto. Asfalto y Agua. Un tema y un reto para plasmar y cautivar al espectador de estos cuadros. La ciudad se deja bañar y se ofrece en cada obra como el verso de un largo poema firmado por quien conoce el oficio de pintar desde su infancia y lo celebra como una fiesta para los ojos en cada una de sus exposiciones. Javier Torices nos brinda sus trabajos más recientes en los que ha querido juntar elementos contrarios que se complementan de modo poético.

Julia Sáez-Angulo
De la Asociación Española de Críticos de Arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *